La innovación que llegó para apoyar a los niños con Trastorno del Espectro Autista


La herramienta desarrollada por una familia de Temuco está siendo todo un éxito en Chile, al tiempo que se encuentra en etapa de expansión en México.


Claudia Pérez (publicista) y Cristhian Rodríguez (ingeniero comercial), son padres de Sebastián, preadolescente con TEA (Trastorno del Espectro Autista), quienes luego de un arduo trabajo y compromiso por el desarrollo de su hijo, decidieron poner en práctica todo lo que aprendieron por años con profesionales y terapeutas que los acompañaron en el proceso. Fue de este modo que en 2019 nació BAO, juego de mesa único en su tipo, que mediante estrategias lúdicas, facilita el desarrollo de habilidades de relacionamiento y socioemocionales en niños y jóvenes con TEA. Esta innovadora herramienta, ya está llegando a los colegios y además comienza su internacionalización.

Si bien el juego BAO tuvo un primer objetivo familiar, para que desde el núcleo los padres pudieran ayudar a favorecer el desarrollo de sus hijos, lo cierto es que gracias a su potencial, comenzó a ser utilizado en las aulas de clases, donde los profesores trabajan de forma entretenida aspectos como la sociabilización, la tolerancia a la frustración, el trabajo en equipo y el desarrollo de las áreas motora, sensorial, cognitiva y emocional, además de la inclusión, tan importante para los estudiantes con TEA o con alguna necesidad educativa especial.


BAO es apto para niñas y niños a partir de los 3 años y en él pueden jugar desde dos a ocho personas. El tablero, representa a la isla Bao, donde los hermanos Seba y Esdris junto a sus amigos viven grandes aventuras guiados por el hámster Piri, importante personaje cuyo rol es ayudar a descubrir y desarrollar las emociones de los niños. En este colorido juego, que cuenta con una atractiva historia, los participantes experimentan increíbles retos y entretenidas pruebas que les permitirán ir recolectando diamantes de colores.


En BAO todos ganan, sobre todo en amistad, inclusión y aprendizaje, e incluso, se puede solicitar un tiempo fuera, si así lo necesita algún jugador, de modo de hacer una pausa y volver al mismo sitio cuando todos estén preparados.


“BAO es una herramienta lúdica, integrativa y única en Chile y América para trabajar en el desarrollo de habilidades socio emocionales y relacionales de los niños que están dentro del Espectro Autista, e igualmente para niños sin este diagnóstico, pero que necesiten reforzar áreas específicas de su desarrollo”, comenta Claudia Pérez sobre el juego que está siendo un éxito en Chile y que ya comienza a entrar al mercado mexicano.


Además de sus creadores, Claudia y Cristhian, en el diseño de BAO participó un equipo compuesto por una educadora diferencial, una psicóloga y una pediatra y su potencial fue comprobado en 2019 por la Facultad de Pediatría y Cirugía Infantil de la Universidad de la Frontera (UFRO). Asimismo, cuenta con los reconocimientos: Licencia Marca Chile de la Fundación Imagen País (2020), 7mo Lugar del Premio Latinoamérica Verde en la categoría Desarrollo Humano / Igualdad (2021) y Premio Mujer Inspiradora Banco de Chile, categoría Inclusión (2021).


Más información y venta en https://somosbao.com/




0 visualizaciones0 comentarios